En La Ciénaga, novedoso modelo para la recolección, manejo y tratamiento de residuos

• Este proyecto sentó las bases para replicarlo en otras regiones del estado

Morelia, Michoacán, a 05 de octubre de 2020.- En los cinco años de administración del gobernador Silvano Aureoles Conejo, se logró rescatar a los municipios de La Ciénega de la problemática que significan los residuos sólidos urbanos, porque su tratamiento y manejo son una carga financiera muy costosa que las autoridades municipales no pueden asumir. 

Cinco Cabildos de forma unánime y con diferentes afinidades partidistas, Cojumatlán de Régules, Sahuayo, Jiquilpan, Venustiano Carranza y Villamar, se pusieron de acuerdo con el Ejecutivo del Estado, así como los diputados locales, para establecer una asociación público privada que derivó en la creación y constitución del Organismo Intermunicipal para el adecuado tratamiento de residuos en la región de La Ciénega de Michoacán. 

Este proyecto, que impacta directamente en la vida de 201,708 habitantes de las cinco demarcaciones michoacanas tiene apoyo financiero por 298 millones 512 mil pesos del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos, BANOBRAS, a través del Fondo Nacional de Infraestructura, FONADIN. 

Esta obra tendrá una vida útil de 30 años, para disponer correctamente las 240 toneladas diarias de residuos que se generan en estos municipios y que actualmente van a parar a distintos tiraderos a cielo abierto.

Uno de los objetivos es que las ciudades y comunidades sean sostenibles, además de ayudar a reducir las emisiones de gases efecto invernadero originadas por los residuos; se tendrá un impacto positivo en la salud de los habitantes de los distintos municipios de la región de La Ciénega.

Al no contaminar el suelo ni el agua subterránea en toda una región de 5 municipios, se elimina también la problemática de los tiraderos a cielo abierto, fauna nociva y afectaciones al desarrollo agrícola. Por lo que se verá favorecido positivamente el aspecto urbano y territorial respectivamente.

Cada uno de los 5 municipios donde se implementa dicho sistema, cuentan con tiraderos a cielo abierto, en los que de manera irregular vierten sus residuos sin dar tratamiento a ellos, lo cual implica un conjunto de focos rojos para la región.

Con la creación e implementación de este novedoso modelo se sentaron las bases para replicarlo en todas las regiones de Michoacán y poder dar un adecuado manejo al 100% de los residuos que se generan en las ciudades.

administrador